Seleccionar Tasa de Cambio

Cubapremier Cubapremier Cubapremier Cubapremier

Forbes arremete contra la política de Trump en Cuba

La nueva orden ejecutiva sobre las relaciones con La Habana firmada por el presidente de EEUU, Donald Trump, “no es una cancelación” de la política anterior de su predecesor Barack Obama, por lo que según la revista Forbes el asunto es “poco claro” tanto para analistas como para empresarios.

“Operadores turísticos y empresas de viajes están en el limbo”, apunta la publicación.

De acuerdo con Julia Sweig, investigadora principal y experta en el tema Cuba en la Universidad de Texas, “hay un millón de contradicciones” en la orden de Trump.

“No hay política ni coherencia legal con lo que han anunciado”, añade.

Forbes señala que algunas empresas de EEUU (como operadores turísticos, cruceros y compañías aéreas) podrán seguir operando en la Isla y enfatiza que los estadounidenses podrán seguir comprando “ron y puros” (dos cosas que se habían conseguido con el deshielo iniciado por Obama). Sin embargo, tendrán que saber cuáles negocios pertenecen a los militares.

“El grupo estatal de turismo Gaviota es propiedad del ejército cubano y posee la mayor parte de la infraestructura turística de la Isla. Entonces a los estadounidenses no se les permitirá quedarse en hoteles cubanos, tomar autobuses cubanos o alquilar autos”, apunta Marguerite Fitzgerald, socia de la oficina de Miami del Boston Consulting Group en Miami.

“Supongo que la gente de Trump publicará un mapa de Cuba con todos los lugares en que los estadounidenses no podrán ir a comprar una botella de agua, o a dormir, etc.”, añade Sweig.

Según Jennine Cohen, directora general para las Américas en Geographic Expeditions (GeoEx), con sede en San Francisco, que ha operado tours a Cuba durante 17 años, “queda por ver qué compañías de viajes, líneas de cruceros y proveedores de viajes podrán navegar con éxito de acuerdo con las nuevas regulaciones y cuáles cesarán sus operaciones en Cuba”.

“GeoEx trabaja con pequeños hosteleros que no tienen conexión con el ejército cubano y no deberían verse afectada”, afirma.

A largo plazo, dice Cohen, “como hemos operado con éxito viajes y salidas desde el año 2000, nos hemos adherido a las políticas cambiantes del Gobierno de Estados Unidos y su aplicación a lo largo del tiempo y continuaremos haciéndolo”.

Sweig, por su parte, desea que “cuando los reguladores traten de escribir las nuevas regulaciones de Trump, se atasquen”.

De acuerdo con la Oficina para el Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC), los cambios específicos en la política de Washington hacia La Habana no entrarán en vigor hasta “los próximos meses”.

Empresarios cubanoamericanos han manifestado una sensación de alivio y también cautela tras el anuncio del presidente el pasado viernes.

Después de la firma de Trump de esta nueva política hacia La Habana, los Departamentos del Tesoro y Comercio a iniciar el proceso de emisión de nuevas regulaciones en los próximos 30 días. Estos cambios no tendrán efecto hasta que los departamentos hayan finalizado sus nuevas regulaciones, un proceso que puede tardar varios meses.

Iniciando sección, por favor espere...
Enviando datos, por favor espere...